Enter your keyword

Chal habichuelita – ¡Chal fácil a crochet!

Chal habichuelita – ¡Chal fácil a crochet!

Chal habichuelita – ¡Chal fácil a crochet!

¡Hola Duendecillo!

¡Vaya proyecto chulo que te traigo!
Ojo, este Otoño no se llevan las rayas, ni los estampados, ni las plumas ni las texturas complicadas.

Este año se lleva LA HABICHUELITA.

¿Cómo? ¿Pero qué dices?

Sí, sí, te lo digo yo, que de moda entiendo (un pimiento). Éste año se lleva la habichuelita. Un punto versátil, divertido, con relieve y que crea una textura super especial en tus tejidos. ¿No me crees? Pues toma nota:

El punto alubia mini, mini bean stitch o habichuelita como yo he decidido llamarlo, es un punto que parece complicado pero ya te hago spoiler: no lo es. Es un punto sencillo y para realizarlo sólo tienes que saber puntos bajos y puntos altos, porque la mecánica es muy similar.

Por la manera en la que está tejido ellos solos se van colocando hacia un lado y hacia otro, y la textura es similar a la de una cestita ¡Queda precioso! Además, queda muy mullido y blandito, calentito para proyectos como gorros, cuellitos o bufandas.

¿Quieres que aprendamos a tejerlo? ¡Eso está hecho!

Haremos una cadeneta inicial: Tiene que ser un punto par de puntos, más un punto de cadeneta para subir. Tejerás en la segunda cadeneta desde el ganchillo y haremos un punto bajo, pero no lo cerraremos: Dejaremos las lazas en el ganchillo y tomaremos hebra, como si fuéramos a tejer un punto alto e introduciremos el ganchillo por el mismo punto. Tomaremos hebra de nuevo y cuando tengamos las 4 lazadas en el ganchillo, las cerraremos juntas pasando una hebra por ellas. para terminar y cerrar el punto, tejeremos una cadeneta y ya tendríamos nuestro punto listo. Ahora saltamos el siguiente punto de la cadeneta y continuamos. En la siguiente vuelta, tejeremos los puntos habichuelita en el hueco que dejaron las habichuelitas anteriores pero ¡seguro que esto te es más fácil con un vídeo! ¡Deseo concedido: Aquí lo tienes!

Atención: Si usas Adblock o algún bloqueador de anuncios, puede que no te aparezcan los vídeos insertados. Para ello ve a tu aplicación y desactiva Adblock para duendedeloshilos.es ¡Gracias!


Como ya has podido comprobar, el punto es muy sencillo y queda genial. Compacto, gustoso y muy adictivo de tejer. Ahora ¿Qué tal si lo empleamos en un proyecto para practicar?

Diseñé el chal habichuelita para que practicáramos juntas éste punto. Es un chal triangular, que puedes usar como bufanda y el patrón gratuito para tejer el chal está ya esperándote en el canal de Duendedeloshilos. Yo lo tejí con Katia Paint, que es un ovillo que cambia de color, para agujas de 3.5 – 4 y que tiene 540 metros, así que si decides hacerlo con otro material, tienes que tener en cuenta estas pautas para que te quede igual. La característica de estos ovillos es que van cambiando solos de color, pero por supuesto, puedes usar otro material, escoger los hilos de colores que te gusten y combinarlos, haciendo un número de vueltas que gustes de cada color ¡No dudes en enseñarme como queda en el hashtag #chalhabichuelita en Instagram! ¡Me encanta ver vuestras creaciones! 

Yo lo he tejido con aguja de 6 mm, para que el chal quede muy maleable, con más aspecto de tela y que tenga caída, no quede tan compacto. Esto hace que los puntos queden sueltos y le da un aspecto vaporoso y muy agradable al chal ¡ideal para llevar abrigándote el cuellito! Yo lo voy a usar para enrollármelo en el cuello como una bufanda ¡que calentito!

El patrón sin duda es muy adaptable: Si haces poquitas vueltas, tendrás un pañuelo o bandana pequeño para taparte el cuello en las mañanas que refresca el otoño, si usas todo el ovillo, tendrás un gran chal abrazable para enrollarte en él, o darle un par de vueltas al cuello y lucir orgullosa tu diseño y tus colores preferidos.

   

Aviso, el punto es totalmente adictivo y una vez que empiezas, no puedes parar. Doy fé de que ha habido duendecillas que han empezado y se han terminado su chal en un abrir y cerrar de ojos (entre ellas, mamáduende, que llevaba siglos sin coger una aguja) porque ya sabéis: Una vuelta más y lo dejo. Pero no podrás dejarlo y tú y yo lo sabemos.

Lo dicho: Este Otoño se lleva la habichuelita. Y yo no podré estar más orgullosa si este Otoño-Invierno vais calentitas gracias a este patrón de chal a crochet tan fácil, que te va a a dar la risa cuando le pilles el truco. Qué me dices ¿empezamos?


¡Eso es todo por hoy, duendecillo!

No olvides que en Instagram y Facebook publicamos un montón de fotitos y cositas sobre el día a día, unboxing, locuras y tontunas varias ¡Allí te quiero ver!
¡Nos leemos pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Antes de comprar te recomendamos Registrarte! Registrándote tendrás acceso a los patrones que compres SIEMPRE, en tu sección Descargas. Haz clic en Mi Cuenta o haz clic aquí para registrarte Descartar